imprenta online para empresas

Impresiones.

Por qué es importante la imagen corporativa en tu marketing

imprimir identidad corporativa

De un tiempo a esta parte percibimos que todo el trabajo realizado en la década de los 90, principalmente en Barcelona y Madrid, a nivel de desarrollo de identidad corporativa por excelentes estudios de diseño gráfico, que consiguieron aumentar la calidad de la imagen gráfica de las grandes empresas del país a cotas muy altas, se está viniendo irremediablemente abajo, en parte por reducción de costes a causa de la crisis, también por la implantación de tecnologías digitales y en parte por desidia.

Se reciben cartas de unos de los principales bancos nacionales, el Banco de Santander, impresas completamente (logotipo incluido) en una láser blanco y negro con el tóner bajo mínimos. Cuando imprimir papel de empresa personalizado con los colores corporativos y a sangre  tiene un coste muy económico actualmente y si es en las cantidades que utiliza el banco prácticamente cuesta a precio de papel blanco, además de que la posterior reimpresión en láser o ink-jet es mucho más económica a nivel de tinta ya que solo se imprime el contenido, principalmente texto negro.

Operamos con el banco online y a través del cajero y la única percepción física que tenemos de él son esas cartas en sobres de mala calidad, cuando es muy asequible imprimir sobres personalizados a todo color y con el papel de carta de fotocopiadora barata en blanco y negro. Todo el trabajo de marketing para aumentar la percepción de la marca y todos los millones invertidos en esponsorización, tirados por la borda.

Vemos por televisión anuncios con un logotipo con una tipografía nueva, pero los sobres que nos siguen llegando tienen todavía el viejo ¿hasta cuando? La implantación de cualquier cambio de tanta importancia tiene que ser sincronizada de lo contrario todo el valor añadido se pierde. Muchas empresas siguen un patrón parecido, no imprimen papel de carta corporativo por que “todo se envía en PDF”. Todo no. Lo importante, los presupuesto y proyectos se presentan impresos y si tu logotipo queda impreso a rayas porque los cabezales están sucios estas perdiendo credibilidad por un coste ínfimo.

Te planteas un cambio de coche y visitas concesionarios para darte cuenta de que cuesta horrores conseguir un catálogo publicitario del modelo en cuestión, en Volkswagen o Seat parece que solo te lo pueden dar si ya tienes la decisión de compra tomada, totalmente inútil! El catálogo tiene precisamente la función de convicción, es tangible, se lo muestras a los amigos y la familia, y un catálogo con una prestancia importante, de calidad, puede ser el que decante por un modelo u otro. Pero en el concesionario los ofrecen con cuentagotas. Millones de euros invertidos en publicidad en TV, vallas y prensa y cuando se consigue que el cliente potencial acuda al concesionario le comentan que no les quedan catálogos, que lo mire en la web!

En el caso de Nissan nos comentan desde la central directamente que ellos ya no imprimen catálogos en papel por “razones ecológicas”. Un fabricante de vehículos de combustión que no puede imprimir sus catálogos en papel certificado FSC que acredita que la madera materia prima del papel proviene de bosques con gestión sostenible ecológica, social y económicamente. Precisamente en este momento en el que la impresión de catálogos publicitarios a todo color es más económica que nunca en impresión offset e incluso se pueden realizar tiradas súper cortas en impresión digital para disponer siempre de catálogos actualizados.

Un comercial de una gran empresa inmobiliaria de nivel nacional nos ofrece su tarjeta de visita que parece sacada de una impresora láser casera y cortada a mano… Quieren vender una vivienda de cientos de miles de euros esperando que confíes en ellos y su empresa, cuando ellos mismos tiran su credibilidad y su imagen corporativa por los suelos? Las tarjetas de visita muchas veces son la cara de empresa, la única referencia física que le queda al potencial cliente de tu empresa. Vas a renunciar a la mejor calidad posible cuando puedes imprimir tarjetas de visita con calidad offset y a todo color por  menos de 20€? Ese es el precio por el que renuncias a una posible venta?

Por supuesto que la calidad de la tarjeta, del catálogo, el sobre o la carta no van a realizar la venta por si sola. Por supuesto que la creatividad y el arte final deben estar realizados por diseñadores gráficos profesionales que cuiden en todo momento de todos los aspectos de la imagen corporativa. Por supuesto que si hay nada detrás de la imagen o la oferta económica no es en ocasiones la más económica no se va a realizar la venta. Pero en igualdad de condiciones, en una competencia feroz, el valor añadido de esa tarjeta o esa catálogo pueden decantar la balanza a nuestro favor y solo por esa posibilidad hay que procurar con esmero que su aspecto y calidad sean lo mejor posible.