Blog de imprenta.

El apasionante mundo del Lettering:
Definición y materiales

El origen del lettering se encuentra en el origen mismo de la escritura. Su potencial creativo ha convertido a este arte de la rotulación en un recurso clave dentro del mundo de la publicidad y el diseño.

¿Qué es el Lettering?

El lettering, al igual que la caligrafía o la tipografía, se basa en la representación de letras. Sin embargo su naturaleza se entronca directamente con el arte del dibujo. Podríamos definir el lettering como una fusión entre escribir y dibujar. De hecho, se orienta en algunos sentidos más al dibujo que a la escritura misma.

lettering definicion

Los proyectos de lettering se orientan a la legibilidad y a la funcionalidad, pero al mismo tiempo sus discursos ceden un gran protagonismo al componente estético. No sólo persigue la transmisión de un mensaje literal, sino también la construcción de un mensaje visual que obtiene sus potencialidades de recursos plásticos como las formas, los ángulos, los volúmenes o la cromática. Podríamos decir que además de funcionar como un discurso textual, también lo hace como un discurso visual.

Aunque sus orígenes son remotos, contó con especial popularidad entre las décadas de los años treinta y sesenta, coincidiendo con el auge de la corriente Googie americana. Su desarrollo desde entonces ha sido imparable. Hoy se ha convertido en un recurso habitual dentro del mundo de la publicidad y el branding. 

Uno de los principales rasgos del lettering es su carácter orgánico. Su procedimiento parte de procesos manuales y de hecho, ahí reside uno de sus principales atractivos. Aunque puede complementarse con recursos digitales, el lettering es principalmente fruto de un proceso de dibujo manual a partir de pinceles, rotuladores o herramientas similares. La precisión de los trazos y la armonía compositiva adquieren protagonismo, aunque al mismo tiempo se construye un discurso humanizado.

Tipologías: Estas son las modalidades de lettering más comunes

Dependiendo del tipo de materiales y herramientas que se empleen, pueden diferenciarse diferentes tipologías de lettering. Algunas de las variantes más habituales son:

Faux Lettering

Cede un especial protagonismo a los trazos mediante progresiones ascendentes y descendentes. El faux lettering toma como herramientas de trabajo principales los bolígrafos y los lápices. Es la modalidad más minimalista.

Brush Lettering

Predominan las estructuras curvas. Los proyectos de Brush Lettering proporcionan una estética caligráfica y su proceso de trabajo se desarrolla principalmente con pinceles. Es habitual que se empleen acuarelas, pinturas acrílicas y otros materiales de entintado. La anchura del trazado es dinámica y varía dependiendo de su sentido. 

A medida que los trazados siguen una trayectoria ascendente reducen su grosor de forma gradual (suelen definirse sin apoyar apenas el pincel sobre la superficie del papel). Por el contrario, cuando estos descienden la presión se incrementa dando como resultado soluciones más bastas. Esta modalidad es de corte clásico y sigue siendo una de las más utilizadas. En la actualidad sus herramientas se han diversificado destacando especialmente el pen brush o rotulador con punta de pincel.

Chalk Lettering

Es un tipo de rotulación que utiliza la pizarra como soporte aunque también suelen emplearse alternativas similares como el acrílico, el vidrio o la cartulina negra. Cuando se trabaja en tiza, sus efectos son temporales por lo que a menudo se emplean alternativas permanentes como el rotulador de tinta blanca.

Hand Lettering

Es una categoría bastante amplia que engloba todas aquellas variedades que no entran dentro de las tipologías anteriores. Se caracteriza por su eclecticismo. El Hand Lettering es producto de una fusión de estilos. En sus composiciones es habitual encontrar letras con diseños robustos y rectos, junto a otras más angulosas y curvas.

lettering creatividad

Materiales para Lettering

Rotuladores

Rotuladores de punta de pincel

Su diseño está inspirado en los pinceles clásicos con una punta especialmente sensible y adaptable a todo tipo de grosores. Dependiendo de la presión que se aplique sobre su cuerpo variará la anchura del trazo resultante otorgando un mayor dinamismo a las letras.

La oferta de brush pens es muy amplia, sin embargo no todos están diseñados para proyectos de lettering. Las soluciones fabricadas a base de nailon o fieltro suelen ofrecer muy buenas prestaciones. Es importante prestar atención a sus puntas. Aquellas que no presentan una estructura filamentosa tienden a proporcionar trazados mucho más precisos durante las fases de marcado. Además si éstas cuentan con un cuerpo flexible, proporcionarán un mayor control durante su manipulación.

Existen  brush pens o rotuladores de punta de pincel de diversos tamaños. También hay soluciones duales más versátiles. Éstas cuentan con dos puntas de diámetros diferentes.

Rotuladores de punta rígida

Responden a lo que conocemos como rotulador clásico y son unos de los más empleados. Sus puntas presentan una consistencia más dura y puede tener un acabado fino, en punta o semicircular. Sus aplicaciones son muchas, aunque este tipo de rotuladores son especialmente utilizados para definir los trazados y, dependiendo de su grosor, para perfilar detalles más sutiles. Son la opción más habitual para aquellos iniciados del mundo del lettering.

Rotuladores caligráficos

Comparten varias de las potencialidades que poseen los brush pens. Los rotuladores caligráficos poseen una punta flexible que genera trazados variables dependiendo de la presión ejercida. Están especialmente orientados a las soluciones caligráficas más pequeñas o que requieren de matices más sutiles. 

Papel

Los rotuladores específicos para lettering suelen tener una larga vida útil, si bien es cierto que requieren de ciertos cuidados. El tipo de papelque se emplea en lettering puede degradar o desgastar las puntas de los brush pens

A menudo, sobre todo si estamos iniciándonos en esta disciplina, tendemos a cometer el error de trabajar sobre papel común o de impresión. ¡Esto es un error! Las variables no satinadas actúan como una lija dañando directamente las puntas.

Para evitarlo, debemos habituarnos a trabajar sobre papel encolado y de superficie satinada. Su composición no diluye la tinta y tampoco la absorbe. Además, facilita las correcciones mediante gomas especiales.

Si el proceso de trabajo se lleva a cabo mediante acuarelas o tintas acrílicas lo más recomendable es recurrir a papeles con grandes capacidades absorbentes. Su composición y gramaje deberán estar preparados para no sufrir ningún tipo de deterioro u ondulación. El papel para acuarela no permite hacer correcciones como tal, pero interactúa mucho mejor con los pigmentos de color.

Acuarelas

Acuarelas clásicas o sólidas

Se presentan en una solución sólida, generalmente en forma de pastilla. Las acuarelas clásicas permiten ejercer un gran control sobre la densidad del pigmento porque el proceso de humidificación es manual. Dependiendo del tipo de resultado que deseemos (más o menos concentrado) crearemos soluciones más o menos diluidas. En el mercado pueden encontrarse soluciones con rasgos bastante diferenciados. 

materiales lettering

Desde composiciones orientadas a efectos más líquidos (con una composición que favorece la dilución del pigmento), hasta otras opciones conocidas como semiacuarelas, bastante más cremosas y densas.

Acuarelas líquidas

Se presentan en un formato más instantáneo. Las acuarelas líquidas se adquieren en recipientes con una solución ya preparada para su aplicación directa. Suelen utilizarse mediante brush pen, aunque también pueden aplicarse mediante pinceles clásicos. 

¿Qué materiales utilizas tú para llevar a cabo proyectos de Lettering? ¡Cuéntanoslo en la sección de comentarios!